“Entonces, ¿dime quién eres y entonces actúo?”

Publicado: octubre 21, 2011 de libex en Uncategorized

AULLIDOS/Por: RUBÉN CÁRDENAS/El Sol de Durango/México, oct. 19

Han transcurrido seis días del cobarde atentado contra la periodista Betsy Hidalgo Rosales en su propio domicilio, en plenas horas de la madrugada y en condiciones de total indefensión y, lejos de aclararse este lamentable hecho, ya se registró otro contra un compañero fotógrafo de El Siglo de Durango, quien fue amenazado por un agente de la Dirección Estatal de Investigación, cuando realizaba su trabajo periodístico en el crucero que forman las calles 5 de Febrero y Blas Corral.

Una a una se van acumulado las agresiones contra periodistas, sin que hasta hoy haya existido la voluntad política necesaria en las autoridades para investigar a fondo estos hechos y castigar a los presuntos responsables, tal como corresponde.

En el caso de la reportera del Sistema Informativo Lobo, Betsy Hidalgo, en cuyo hogar irrumpieron varios empistolados y le robaron objetos propios del quehacer periodístico, documentos diversos, además de su automóvil, nada se ha aclarado al momento, aun cuando desde la mañana de ese viernes elementos de la Fiscalía General del Estado obtuvieron la información necesaria como para ahondar en las indagatorias respectivas.

Las distintas autoridades policiacas y hasta de la administración estatal, como el propio secretario general de gobierno, Héctor Vela Valenzuela, han coincidido en que se trató de un acto de amedrentamiento contra la periodista; es decir, que no fue un robo común, pero hasta hoy la investigación parece no tener avance sustancial alguno.

Y en el caso del reportero gráfico de El Siglo de Durango, indignante resulta que un agente policiaco estatal se atreva a amenazar físicamente y con despojar de su cámara fotográfica al comunicador, todo por cumplir con su trabajo ordinario. Tampoco alguien se ha ocupado de intervenir en este acto intimidatorio contra el ejercicio periodístico.

No faltará quien haga notar que a las autoridades les hace falta más tiempo o mayores elementos para esclarecer estas nuevas agresiones a compañeros periodistas, pero no hace mucho que las autoridades han tenido ejemplares reacciones en casos muy similares a éstos.

Recientemente, cuando elementos federales allanaron, en el fraccionamiento Jardines de Durango, la vivienda de un comunicador, de inmediato se intervino y en menos de 24 horas, como debe ser, esos policías abusadores dejaron la ciudad para no volver. Ni siquiera hubo necesidad de denuncia alguna para que rápidamente actuaran las autoridades y él estuviera a salvo, junto con su familia. También como debe ser, porque cada ciudadano, periodista o no, tiene el derecho de ser protegido si su seguridad es amenazada.

Apenas hace unas semanas, cuando dos conocidos priistas lamentablemente fueron secuestrados en el estado de Zacatecas, de regreso a esta ciudad, otra vez se actuó de inmediato, al establecer la comunicación necesaria con las autoridades de esa entidad y al día siguiente fueron liberados de su cautiverio ambos militantes del tricolor, lo cual constituyó un acierto, aunque así debería procederse en otros casos.

En las dos ocasiones, como en algunas otras, la sociedad civil ha reconocido la ágil y valiosa intervención de las autoridades, pero entonces, ¿A qué se debe que en estos nuevos casos no exista la misma premura? Es una mera pregunta, cuya respuesta debe darse lo más pronto posible, porque si no, estaríamos entonces ante la clara demostración de que no se sirve igual a unos y a otros en esta sociedad duranguense.

Leer más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s